Conferencia

Los 17 grupos cristalográficos planos como herramienta matemática para el arte gráfico.
En el contexto del taller Pattern Design en Bilbaoarte, tuvimos la suerte de contar con el geómetra Antonio F. Costa, quien impartió esta interesantísima conferencia sobre la #simetría y su representación desde el punto de vista de las matemáticas.
Para ver y descargar: https://vimeo.com/173624380

LUCA

carlos144

Dibujos, pinturas, textiles, objetos.

Exposición del 15 de marzo al 13 de mayo de 2016.

carlos55

carlos122

carlos77

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los trabajos que muestra Malús Arbide en Narata han sido realizados en los últimos meses y en buena medida siguen abiertos aún a nuevos desarrollos, de forma que esta exposición es ante todo una parada en el camino, un momento de detención, observación y distancia respecto al estudio y el trabajo diario.

En ellos la artista ha dejado aparcados momentáneamente los anteriores ejercicios sobre la inestabilidad perceptiva de la imagen, orientados a hacer explícito el acto de contemplación y se ha adentrado en una nueva serie que recupera los mecanismos de la representación y las técnicas de lo visible. Sin embargo, mantiene una constante característica de su trabajo: una visión ortogonal, alejada y cartográfica y, simultáneamente, una extraordinaria proximidad al motivo como imagen microscópica, molecular. Esta ambigüedad de la distancia produce la consiguiente ambigüedad de lectura: estamos ante algo conocido que se ha hecho extraño o bien ante algo desconocido que aparece como familiar.

Sigue interesada en acercarse al motivo, observarlo con la máxima atención, desmenuzar su estructura, como una científica sin rigor científico pero dotada por compensación de una sensibilidad extremadamente rigurosa. De manera que esas estructuras de madera o el óxido del acero que ahora presenta no son tanto la transcripción de un mundo conocido de antemano, sino un proceso de descubrimiento que surge en el trabajo. Debido a ello, imágenes que comparten una configuración lineal semejante dan lugar a resultados tan diferentes: en alguna de las piezas la madera parece germinar o retorcerse, en otras se mueve aceitosa como un magma, en otras se diría que hierve, mientras que en alguna más, de tonalidades verdosas o azuladas, se apacigua como en un plácido estanque: la diversidad de lo próximo, la cara oculta de lo cercano que se muestra cuando es sometida a un proceso de análisis en profundidad.

Estos efectos visuales se obtienen a través de un proceso altamente depurado de medición del color, la escala, la cercanía al motivo, el formato, la dirección del pattern y también de un riguroso gesto pictórico. Aparentemente sencillas, cercanas, casi hogareñas, con su recurso al motivo familiar de la madera, resultan simultáneamente extrañas, sugerentes e incluso inquietantes: un viaje al país de Woodenland; son el resultado de una escrupulosa manipulación pictórica de algo que creíamos conocer.

Y también, como ocurre a menudo con el trabajo de Malús Arbide, estos ensayos de representación tienden inmediatamente a abandonar el formato cuadro y convertirse en tejidos libres de bastidor o en objetos autónomos. La artista presenta algunos prototipos en los que el efecto de extrañamiento de la superficie de madera se multiplica al ser impresos en piel y confeccionados como bolsos: un complemento perfecto para ese viaje a Woodenland.

                                                                                                Francisco Javier San Martín

Luca. Inauguración exposición.

Luca_Malus_Arbide _email

Luca. Dibujos, pinturas, textiles, objetos.

Los trabajos que muestra Malús Arbide en Narata han sido realizados en los últimos meses y en buena medida siguen abiertos aún a nuevos desarrollos, de forma que esta exposición es ante todo una parada en el camino, un momento de detención, observación y distancia respecto al estudio y el trabajo diario.

En ellos la artista ha dejado aparcados momentáneamente los anteriores ejercicios sobre la inestabilidad perceptiva de la imagen, orientados a hacer explícito el acto de contemplación y se ha adentrado en una nueva serie que recupera los mecanismos de la representación y las técnicas de lo visible. Sin embargo, mantiene una constante característica de su trabajo: una visión ortogonal, alejada y cartográfica y, simultáneamente, una extraordinaria proximidad al motivo como imagen microscópica, molecular. Esta ambigüedad de la distancia produce la consiguiente ambigüedad de lectura: estamos ante algo conocido que se ha hecho extraño o bien ante algo desconocido que aparece como familiar.

Sigue interesada en acercarse al motivo, observarlo con la máxima atención, desmenuzar su estructura, como una científica sin rigor científico pero dotada por compensación de una sensibilidad extremadamente rigurosa. De manera que esas estructuras de madera o el óxido del acero que ahora presenta no son tanto la transcripción de un mundo conocido de antemano, sino un proceso de descubrimiento que surge en el trabajo. Debido a ello, imágenes que comparten una configuración lineal semejante dan lugar a resultados tan diferentes: en alguna de las piezas la madera parece germinar o retorcerse, en otras se mueve aceitosa como un magma, en otras se diría que hierve, mientras que en alguna más, de tonalidades verdosas o azuladas, se apacigua como en un plácido estanque: la diversidad de lo próximo, la cara oculta de lo cercano que se muestra cuando es sometida a un proceso de análisis en profundidad.

Estos efectos visuales se obtienen a través de un proceso altamente depurado de medición del color, la escala, la cercanía al motivo, el formato, la dirección del pattern y también de un riguroso gesto pictórico. Aparentemente sencillas, cercanas, casi hogareñas, con su recurso al motivo familiar de la madera, resultan simultáneamente extrañas, sugerentes e incluso inquietantes: un viaje al país de Woodenland; son el resultado de una escrupulosa manipulación pictórica de algo que creíamos conocer.

Y también, como ocurre a menudo con el trabajo de Malús Arbide, estos ensayos de representación tienden inmediatamente a abandonar el formato cuadro y convertirse en tejidos libres de bastidor o en objetos autónomos. La artista presenta algunos prototipos en los que el efecto de extrañamiento de la superficie de madera se multiplica al ser impresos en piel y confeccionados como bolsos: un complemento perfecto para ese viaje a Woodenland.                                                                                                          

Francisco Javier San Martín

 

Malús Arbide y Kiko Pérez intervienen en Puerta

Puerta

Puerta invita a las artistas Malús Arbide y Kiko Pérez ha realizar unas intervenciones en el espacio de Puerta. El domingo 10 de enero nos enseñarán los resultados y/o los procesos.

Domingo 10, 12:30
Puerta (C/ Zabalbide 17, Bilbao)

puertaCortinasMalús Arbide es pintora, ilustradora textil, y especialista en técnicas de impresión y estampación.
Desde 2001 hasta la actualidad su labor se centra en gran parte en el diseño de patterns y la impresión textil digital. Ha presentado este trabajo en ferias internacionales especializadas como Indigo, Salon International du Dessin et de la Création Textile, Paris 2004 y Tissu Premier, Lille, Francia 2006.
Ha desarrollado el proyecto Tela Digital: Diseño y estampación textil digital premiado por el programa Sustau 2002 de la Diputación Provincial de Bizkaia, y obtenido la beca de la Diputación Foral de Gipuzcoa por el proyecto Representación del vestido: repertorio de recursos gráficos para el diseño…

Ver la entrada original 547 palabras más

Rusty Silk

Rusty Silk. Pastel hand-drawing by Malús Arbide printed on natural silk. The drawing is based on Richard Serra’s sculpture Plow (Guggenheim Bilbao Museum collection, 1992).
The concept behind this design is based on a commission to create a scarf evoking either the city of Bilbao or its Guggenheim museum. It is at this institution that an impressively large exhibition room was specifically conceived to house a number of Richard Serra’s most monumental works. These have been built in cor-ten steel, together with the one behind this scarf design, which is displayed in an outdoors area of the museum.
Cor-ten steel, has also been favoured as sculptural material by such Basque artists like Jorge Oteiza or Eduardo Chillida, whose steel works are —like Serra’s— exhibited in outdoors spaces. This material is thus a characteristic landmark of the Bilbao landscape, familiar to its city-dwellers and visitors alike.
The formal aspects of these sculptures are also fascinating. Since the cor-ten steel is out in the open, weather-induced rusting makes the surface of these works change constantly, creating an ever-evolving set of shape and colour nuances.
Natural silk 100%, 90×90 cm.
 

Rusty Silk es un pañuelo de seda estampado con un dibujo a pastel, basado en la pieza escultórica Plow, realizada por Richard Serra en 1992, expuesta en Guggenheim Bilbao Museum.

El planteamiento de este proyecto comienza a partir del encargo por parte de un cliente que me solicitaba un pañuelo con una referencia clara al edificio de dicho museo o a la cuidad de Bilbao.Además de Plow, instalada en el exterior, la colección Guggenheim Bilbao Museum posee una enorme sala destinada a contener exclusivamente algunas de las obras más monumentales de Richard Serra, todas ellas realizadas con acero corten.

El acero corten también ha sido empleado como material escultórico por otros artistas, como los vascos reconocidos internacionalmente Jorge Oteiza y Eduardo Chillida. Si a esto añadimos la tradicional industria del acero de la zona, podemos afirmar que los bilbainos están muy familiarizados con este elemento.
Al encontrarse a la intemperie el acero corten cambia de aspecto permantentemente a causa de la oxidación, como algo vivo, los colores aparecen y desaparecen y su textura ofrece una gran variedad y contraste de matices.
Seda 100%. 90×90 cm.
 
silk scaf